El yoga es una herramienta muy útil para ayudarnos a combatir y gestionar algunos efectos de la dermatitis atópica.

Dentro de sus beneficios encontramos los siguientes:

  •  Es muy efectivo contra el estrés y la ansiedad que pueden aumentar los brotes.
  • Es una actividad física ideal para mantenernos en forma evitando el sudor.
  • Nos ayuda a dormir mejor por su efecto sedante.
  • Aporta un extra de oxígeno y elimina toxinas de nuestro cuerpo.
  • Fomenta la producción natural de colágeno y acelera la regeneración de los tejidos (incluida la piel).
  • Mejora el estado de ánimo.
  • Durante la práctica del yoga segregamos hormonas que nos hacen sentirnos mejor y aumentan la autoestima.
  • En algunos casos, la dermatitis se asocia al asma y otras alergias relacionadas con el sistema respiratorio que mejora con la práctica respiratoria que acompaña a las posturas de yoga

Por ello hemos querido realizar una guía para principiantes en los que os contamos recomendaciones generales y las posturas básicas del yoga. Esperamos que lo disfruteis y que os sirva para mejorar vuestro bienestar.

NÁMASTE

Haz click para descargarte nuestro folleto