La farmacia, punto de encuentro con el paciente. 

Los farmacéuticos están capacitados para ayudar a aumentar el conocimiento de la dermatitis atópica por parte de los propios pacientes, en la mejor aplicación del tratamiento e incluso en la detección precoz de la enfermedad. Rosalía Gozalo, vocal de dermofarmacia del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, revindicó en nuestra jornada para pacientes el papel que las farmacias pueden desempeñar en la mejora de la calidad de vida de las personas afectadas por la DA haciendo de la farmacia un punto de encuentro con el paciente.

“En Madrid, por ejemplo, tenemos una farmacia a una media de 400 metros de donde vivimos” – explicó Rosalía. “Suponemos por tanto una puerta abierta a la que podemos ir caminando, en cualquier momento, y en la que si tenemos una preocupación de salud encontraremos un profesional dispuesto a escucharnos y a darnos el mejor asesoramiento e información”

Formación continua

La continua formación de los profesionales de la farmacia facilita este papel. “Los farmacéuticos estamos al día de los procesos, de la investigación y de los activos. Estamos cada vez más formados, especialmente en las enfermedades más prevalentes como es el caso de la dermatitis”, afirmó Rosalía, quien consideró fundamental poder transmitir a los pacientes un conocimiento básico que puede ser el gran primer paso hacia objetivos como un mayor control de la frecuencia e intensidad de los brotes.

“Por supuesto -aclaró la farmacéutica- el especialista será siempre el responsable de hacer el diagnóstico y establecer el tratamiento. Pero lo que sí que podemos hacer –continuó- es asesorar sobre cómo aplicar de la manera más adecuada ese tratamiento.” Rosalía Gozalo consideró este factor como de gran importancia ya que, en muchas ocasiones para obtener los resultados buscados resulta tan crítico el propio activo como la correcta aplicación del mismo. “Por ejemplo, asesorando en cosas tan aparentemente obvias como distinguir la piel con o sin lesión para aplicar correctamente un corticoide tópico”, apuntó la vocal de dermofarmacia del COF Madrid.